21 días de amor propio

El programa que te ayuda a crear hábitos de amor propio, identificar y deshacer los hábitos de angustia que han dañado tu vida y la de las personas que te rodean. Un programa en el que desarrollarás fuerza y ​​habilidades para realizar los cambios que necesitas en tu vida. !! Disfrútala !!

Hacer cambios en nuestras vidas no depende de nuestra “fuerza de voluntad” como siempre hemos creído. De hecho, si tenemos algo frágil y vulnerable, es esto. Por otro lado, a lo largo de nuestra vida desarrollamos y alimentamos una serie de hábitos de angustia que solo nos enferman más.

La verdadera raíz de la fuerza para hacer todos los cambios que queremos está en nuestro amor por nosotros mismos y en el desarrollo de nuevos hábitos de autorrespeto y liberación.

Por eso es urgente que los identifiquemos y creemos nuevas conexiones en nuestro cerebro hacia una “higiene del amor propio”.

En este programa encontrarás

¿Te imaginas lo que es ser tú y no tener miedo?

21 días de amor propio es el camino de la liberación personal que te llevará a crear una mejor versión de ti mismo.

VIDEO 1. Pistas para empezar a prepararse para 21 días de transformación.

Te voy a dar una serie de pistas para que podamos prepararnos para realizar cambios significativos en nuestras vidas. Mantente conectado.

Unas palabras llenas de cariño que me inspiran y motivan a seguir adelante ¡¡GRACIAS!!

Ingrid Moreno

Rocío no solo es una mujer tremendamente talentosa y profesional, sino también una mujer llena de humanidad, carisma y mucha empatía.

Ella fue capaz de ayudarme a cambiar mi vida rápidamente, incluso cuando me sentía estancada y frustrada, creyendo que sabía lo que me frenaba y sin saber cómo cambiarlo.

Rocío no solo me ayudó a descubrir el problema real y los miedos de lo que estaba pasando en mi vida en ese momento. Lo más importante fue que ella me ayudó a descubrir la gran fuerza que tenía dentro de mí y con esto llegaron grandes dones.

Ella me ayudó en cada paso de este proceso. Lo sufrimos juntos y al final, la recompensa fue haber cambiado mi vida y para ella, haber cambiado la vida de otra persona, lo disfrutamos juntos.

Sin duda y con los ojos cerrados, recomiendo Rocío a cualquiera, ya sean mujeres, hombres o parejas.

Sin duda y con los ojos cerrados, recomiendo Rocío a cualquiera, ya sean mujeres, hombres o parejas.

Y debes tener la convicción de querer cambiar y mejorar, ¡estas son la combinación perfecta!

Rocío Almangui

Después de unos años en una nueva ciudad, sin poder llegar demasiado lejos, sentí la necesidad de buscar apoyo. Un amigo me sugirió que me acercara a Rocío.

Al principio, dudaba sobre el coaching pero, como otros antes que yo, decidí hacerlo.

Desde esa primera llamada, me tranquilizó la presencia alegre de Rocío y sus destacadas credenciales.

El coaching es realmente una parte muy breve de lo que hace Rocío.

Para mí, el enfoque de Rocío que combina la psicología formal basada en la ciencia con el aspecto motivador del coaching es una fórmula única y exitosa.

Me siento apoyada y acompañada en mi camino, sabiendo que alguien está a mi lado no solo animándome sino también conectándome con los recursos adecuados, teniendo en cuenta el contexto específico y las necesidades de las mujeres en este país.

Rocío me ha dado las herramientas para dejar atrás las cosas del pasado y pensar en grande, sin miedo, sobre el presente y el futuro.

Ingrid Moreno

Mi gran pérdida y mi gran recuperación. Esto está dedicado a la persona que más me ha ayudado en mi batalla por vivir, por existir. A quien logró abrir mi mente y corazón sin temor a ser juzgada, Rocío del Pilar Durán.

En septiembre de 2019 llegué a la oficina de Rocío, convencida de que ella no me iba a poder ayudar, la razón era que cada vez que tenía un psicólogo los asustaba con mis historias y se escapaban o lloraban conmigo. Pero luego seguí el consejo de mi familia porque sabían lo roto que estaba mi corazón y desorientado con lo que quería para mi vida, más que nada porque mi hijo de 19 años se había suicidado en casa y murió en mis brazos el 28 de agosto. 2019, hace un mes, la mayor pesadilla de cualquier padre.

No voy a mentir, por más de una sesión vine a Rocío para anunciar mi salida de este mundo, le rogué que les dijera a mis seres queridos que no podía aguantar más. Sin embargo, Rocío logró convencerme de que no hiciera lo mismo que mi hijo, que la vida sigue y así como es cierto que mi hijo no está aquí, es cierto que Rocío ha contribuido a mi decisión de no morir.

No solo ha estado presente la depresión de perder uno de mis grandes tesoros, ¡lamentablemente he tenido miles de traumas desde mi niñez, adolescencia y vida adulta! Gracias a Rocío tengo nuevos planes y veo la vida con más positividad. Aceptar que mi hijo existe en mi vida espiritual fue muy difícil pero no fue imposible y por supuesto de vez en cuando lloro por no poder verlo físicamente, pero cierro los ojos y siempre está ahí en un recuerdo o a mi lado y Estoy seguro de que nos volveremos a encontrar.

Rocío, mil gracias por no renunciar a mí, te estaré eternamente agradecido por enseñarme a superar tantos miedos y tantas pérdidas en mi vida.