Sin remordimientos… adiós al abuso

Con la creciente ola tanto de abusos laborales como sexuales, muchas veces las personas no están conscientes o no tienen muy bien identificadas esas conductas o patrones que configuran el modus operandi de los individuos que por medio de las relaciones de “poder” se imponen a veces de maneras sutiles, pero con tendencias agresivas. Por tal razón, resulta necesario que aprendamos a identificar estas personas y tomar las acciones pertinentes para defendernos de ellos y enseñar a otros a que también lo hagan. En el blog de hoy, te daré pistas para identificar a un abusador.

Comencemos entonces por definir la palabra abusador. Según el diccionario de la RAE, el abusador es una persona que se aprovecha de su situación de superioridad en perjuicio de otros, que molesta, persigue, hostiga o atormenta de forma persistente. Es un individuo que acosa, de forma física, psicológica, o mediante el uso de las tecnologías, bien sea a través del internet o teléfono. 

Sin el ánimo de querer alarmar, cualquier persona, por insólito que parezca, puede ser un abusador… proceden de todos los grupos sociales, diferentes culturas, distintas religiones; puede ser tu vecino, tu líder espiritual, un pariente, un compañero de trabajo, cualquiera…El sitio web NCADV The National Coalition Against Domestic Violence (NCADV)’s menciona que es muy importante tener presente el dato respecto a que un gran número de abusadores solo son violentos en espacios privados  con sus parejas íntimas actuales y del pasado.

Un estudio menciona que el 90% de los abusadores no tienen registros de antecedentes penales y que generalmente cumplen con la ley fuera de sus hogares. Otro elemento a tener en cuenta es que el abusador suele ganarse la confianza de la víctima y no importa el tiempo que le tome. 

¿Qué rasgos tienen en común los abusadores?

No existe una personalidad típica y detectable de un abusador. Sin embargo, a menudo muestran características como negar la existencia de la violencia o minimizar su gravedad y su efecto sobre la víctima y otros afectados.

A continuación, te mencionamos algunos rasgos en común: 

1.Un abusador convierte en objetos a sus víctimas y a menudo las ve como su propiedad u objetos sexuales.

2.Un abusador tiene baja autoestima y se siente impotente e ineficaz en el mundo. Él o ella pueden parecer exitosos, pero internamente el fracaso es la idea que ronda en su cabeza. 

3.Los abusadores exteriorizan las causas de su comportamiento, culpan de su actitud violenta a factores externos tales como el estrés, el comportamiento de las personas en su entorno, se escudan muchas veces en que tuvieron un “mal día” o a que consumieron de más alcohol u otras sustancias.  

4.El abusador suele culpar a los otros por su falta de control con palabras como “tú me provocas” “Es por tu culpa que yo reacciono así”.  

5.Un abusador muchas veces suele ser alguien agradable y muy amable entre períodos de violencia y, a menudo, es visto como una “buena persona, o encantador” para los demás, es decir aquellos que no han sufrido las consecuencias de su accionar. 

6.Los abusadores buscan personas a quienes les guste ser o sentirse víctimas. 

7.Los abusadores saben confundir a sus víctimas haciéndoles creer que es su culpa su reacción o los chantajean emocionalmente pidiéndoles múltiples oportunidades y prometiendo cambio… que no va a pasar. 

Si sentiste que este blog describe a alguien muy cercano en tu círculo social y te está afectando ya sea de manera directa o indirecta, es tiempo de que empieces a tomar cartas en el asunto. Contáctame en mi página web https://rociolifecoach.com/es/contacto/ y permíteme orientarte respecto a este tema y comenzar a explorar nuevos horizontes hacia tu bienestar personal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *