y tú… discriminas? Formas en la que discriminamos y no lo sabemos

Son muchos los que piensan que un tema como el racismo tan solo existe en la actualidad en los libros de historia y en las dolorosas memorias de quienes lo viven frecuentemente.  

Desde el holocausto Nazi, el Kukux klan y el apartheid de la tierra de Mandela, el racismo ha sido un cáncer social que ha enfermado mentalmente a gran parte de la población y que lastimosamente lo continúa haciendo.   

La muerte de George Floyd ocurrida el 25 de mayo de 2020 en el vecindario de Powderhorn, en la ciudad de Mineápolis, Minnesota, como resultado de su arresto por parte de cuatro policías locales, solo fue el detonante que reveló las inequidades que, continúan siendo el día a día en la sociedad Norte Americana, donde los prejuicios étnicos siguen promoviendo brechas en diferentes ámbitos.  

Por estas razones, en este blog quiero hacer un llamado a todos los líderes empresariales a ser los pioneros en cuanto aponer en marcha un cambio real que promueva el desligarse de creencias que perpetúan estructuras de poder que carecen de empatía y respeto por lo que el “otro” representa.   

El racismo, según el diccionario de la Real Academia Española, es la exacerbación del sentido racial de un grupo étnico que suele motivar la discriminación o persecución de otro u otros con los que convive, y que habitualmente causa discriminación o persecución contra otros grupos étnicos.  

En un artículo de Harvard Business Review titulado: ¿Cómo promover la equidad racial en el lugar de trabajo? Se menciona el hecho de que Muchos blancos niegan la existencia del racismo contra las personas de color porque asumen que el racismo se define por acciones deliberadas motivadas por la malicia y el odio.   

Sin embargo, el racismo está tan enraizado, ocurre sin conciencia o intención, el tema de racismo y las prácticas discriminatorias en el lugar de trabajo, pueden abordarse de una manera más efectiva de la que se cree. En efecto como las empresas son organizaciones sociales autónomas, son el escenario ideal para que sus directivos establezcan, controlen y pongan en práctica la equidad racial.   

Por esto, te sugerimos 5 etapas o ideas recomendadas por Harvard Business Review para que pongas en práctica con tu empresa y que te permitirán ser exitoso en tus relaciones empresariales y decidir empezar un camino de construcción a favor de la inclusión y de construir equipos de trabajo más eficientes apoyados en las diferencias de todos sus empleados y ¡chao, chao racismo!  

1.Conciencia del problema: Los líderes y sus equipos de trabajo deben asumir el racismo como un problema serio que puede deteriorar la empresa desde su núcleo y evitar toda práctica que aluda al mismo, a toda costa.  Esto implica prepararse para recibir la furia de quienes durante quizá años han sido discriminados para desde allí, dar el siguiente paso que es empezar a construir todos juntos.  

Por otro lado el portal Norte Americano NPR dice que las empresas en los Estados Unidos pierden alrededor de 16 trillones de dólares anuales, sí ¡16 Trillones de dólares una cifra monumental !  

Entonces, el segundo paso es poner a todos en la misma sintonía en cuanto a cuál es la realidad y por qué es un problema para la organización. Pensar que todos somos iguales o que “nosotros no vemos color”, es darle la espalda a una realidad que está presente en el día a día y que no resuelve el problema.  

2. Identificar la causa de raíz:  El racismo puede tener muchas fuentes psicológicas: sesgos cognitivos, características de la personalidad, visiones ideológicas del mundo, inseguridad psicológica, amenaza percibida o la necesidad de potenciar y mejorar el ego o simplemente la creencia de superioridad en sí misma. La mayor parte del racismo es el resultado de factores estructurales: leyes establecidas, prácticas institucionales y normas culturales. Tomarse el tiempo y hacer el ejercicio de identificar dentro de su empresa aquello que promueve el que se repitan estos esquemas va a permitir dar un manejo adecuado de las mismas dentro de la estructura empresarial, sin que los involucrados se sientan señalados por estas y ayudará a aliviar las tensiones y a que la gente busque salidas y mediante acuerdos mutuos encuentre caminos que los unifiquen en torno a las metas de la empresa.  

3. Empatía o nivel de preocupación por el problema y las personas que lo afligen:Hay al menos cuatro formas de responder al racismo: únete y agrava la herida, ignórala y ocúpate de tus propios asuntos, experimenta simpatía y hornea galletas para la víctima, o experimenta indignación empática y toma medidas para promover la igualdad de justicia. Nosotros te invitamos a que “tomes el toro por los cuernoS”, identifiques las causas y apoyes el proceso de transformación de la mano de quienes están siendo discriminados.   

4.Estrategias para abordar el problema: Darse la oportunidad de descubrir que la verdadera barrera para la diversidad no es averiguar “¿Qué podemos hacer?” sino más bien “¿Estamos dispuestos a hacerlo?” es una decisión crucial. Indiscutiblemente las estrategias accionables para el cambio abordan tres categorías distintas pero interconectadas y necesarias que deben aplicarse: actitudes personales, normas culturales informales y políticas institucionales formales.   

5. Invertir el tiempo, la energía y los recursos necesarios para la implementación de la estrategia: Los grandes cambios son resultados de esfuerzos constantes, de compartir y desarrollar ideas, de sacrificios e inversión de tiempo. Que este último factor no te detenga, pues si tu objetivo es el progreso de tu empresa y de tus empleados, buscar el espacio oportuno no será un obstáculo.   

Sigamos en contacto y permíteme diseñar una estrategia mucho más personalizada donde te sientas parte importante para el desarrollo de la misma, aportando tus ideas y compartiendo experiencias de vida que pueden desencadenar cambios necesarios y sorprendentes visítame en: https://rociolifecoach.com/es/contacto/ o en mi canal de Youtube y haz parte del cambio.   

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *