Desacostumbrarse al maltrato

Quizá el mejor regalo que te puedes dar este año, es liberarte de los hábitos de maltrato en los que has caído. Aquí te damos algunas pistas para identificar si estás viviendo en esta situación y cómo salir de la misma.

En este blog hablaremos de los hábitos de maltrato, para que te des cuenta si estás viviendo alguna relación con estas características y 6 consejos que te ayudarán a salir y desacostumbrarte de vivir en maltrato.

Empecemos por confirmar que las relaciones saludables requieren respeto, confianza y consideración hacia la otra persona. Lamentablemente, algunas relaciones pueden volverse perjudiciales. Las personas que forman parte de estas relaciones, en ocasiones confunden el maltrato con sentimientos intensos de preocupación y cuidado. Estas actitudes pueden parecer hasta halagadoras. Pensemos en esta amiga cuyo novio es muy celoso, tal vez puede parecer que la pareja de ella es una persona muy considerada y que le gusta estar al pendiente de todo absolutamente todo lo que hace ella, pero, en realidad, la conducta controladora y el exceso de celos no son signos de afecto en lo absoluto sino de control. El problema es cuando nos acostumbramos a esto y lo volvemos un hábito dentro de la relación. Es decir, algo tan repetitivo que se vuelve inconsciente.

En una relación de amor saludable no hay motivos para estar preocupado siempre por el posible fin de la relación y es importante hablarlo con la pareja y que no intentes controlar su conducta o ser controlado. En una relación saludable puedes ser y expresarte sin temores.

De otro lado, las personas que sufren de maltrato necesitan una persona que las escuche y les crea pues por lo general suelen pensar que lo que les está pasando es normal o que es su culpa, que se lo “buscaron”, o que no merecen nada mejor, pero el maltrato nunca se “merece”.

Puede haber muchas cosas en la mente de un maltratador; tal vez, algo falló en su infancia. O quizá está reproduciendo estereotipos machistas de un padre violento y autoritario. Lo que sí es claro es que su conducta es patológica y necesita ayuda psicológica, pero la prioridad es garantizar los derechos y el bienestar de sus víctimas.

De otro lado, si analizamos nuestra cultura, existen ciertos clichés sobre los roles sociales del hombre y de la mujer que estimulan el maltrato; se identifica lo masculino con el éxito, la fuerza, los derechos a decidir y hasta a la sobreprotección sobre lo que es suyo… como su pareja. Un ejemplo claro de esto es en un restaurante, si una pareja pide una cerveza y un jugo, el mesero presume que la bebida alcohólica es para el hombre y la otra para la mujer. Pasa lo mismo con la cuenta, el recibo de pago se le entregará al hombre asumiendo que éste debe pagar.

Los maltratadores por lo general son sobreprotectores, contemplan a la mujer como algo propio, frágil y delicado que se mantiene en casa.

Sin embargo, los tiempos siguen cambiando y ser una muñequita o una princesa no es algo halagador, sino una discreta humillación que sitúa a la condición femenina en un escalafón inferior, como un objeto que se posee, se controla y se limita.

PISTAS PARA IDENTIFICAR SI ESTÁS EN UNA RELACIÓN ABUSIVA:

Llena el siguiente test para identificar si estás en una relación abusiva… ten cuidado si llenas más de tres de las siguientes casillas.

1. Te lastima físicamente, verbal o emocionalmente de algún modo00
2. Controla tu teléfono y tiene acceso a tus cuentas y aplicaciones00
3. Te humilla frecuentemente y te hace sentir que no vales o no mereces
4. Te amenaza con lastimarte o con lastimarse él sí terminas con la relación o si tomas acción00
5. Cambia la verdad para hacerte sentir culpable de sus acciones
6. Exige saber dónde estás en todo momento00
7. Se pone constantemente celoso o se enoja cuando deseas pasar tiempo con tus amigos o familia
8. Controla tu dinero o el dinero de la familia limitando y decidiendo tus gastos
9. Te asusta pensar en hacer algo que lo pueda hacer enojar
10. Te obliga a tener relaciones, aunque tu no quieras

CONSEJOS QUE AYUDARÁN A SALIR DE ESTAS RELACIONES ABUSIVAS

Si amas a alguien, pero a menudo tienes miedo, es momento de que cortes esa relación cuanto antes, mereces que te traten con respeto y puedes obtener ayuda.

  1. Si en el test llenaste varias de las casillas es tiempo de que empieces a reconocer tu realidad y a tomar medidas.
  2. Asegúrate de estar a salvo, un amigo o adulto de confianza puede ayudarte.
  3. Si la persona te agredió físicamente, no esperes para recibir atención médica para llamar a la policía. La agresión es ilegal, al igual que la violación, aunque el autor sea la persona con la que estés saliendo.
  4. Evita aislarte de tus amigos y familiares, tal vez pienses que es normal, que lo justifiques diciendo “es que él es así”, pero son tus familiares o amigos quienes te pueden ayudar a abrir los ojos. Que no te avergüence lo que sucede, es allí donde necesitas ayuda, los consejeros, médicos, maestros, entrenadores y amigos van a querer ayudarte. Permite que lo hagan.
  5. Es importante que entiendas que el hecho de pedir ayuda no es signo de debilidad. Por el contrario, muestras tu valentía y que estas dispuesta a defender y ponerle un alto al maltrato. Para salir de esto necesitas ayuda, tus amigos y familiares que te aprecian y se preocupan por ti, pueden ayudarte a superarla.
  6. Busca ayuda psicológica. Esto te ayudara también a salir de ese círculo de maltrato, sobre todo si aún amas a la persona que te lastimo o te genera culpa cortar la relación.
  7. Evita culpabilizarte.
  8. Si ya lograste salir, evita el contacto con el agresor, ten en cuenta que emocionalmente estas vulnerable por lo que el aprovechará la situación para voltear el panorama.

Si estas pasando por una situación como esta no dudes en contactarme por medio del formulario de contacto o en mis redes sociales y con gusto te ayudaré.

Síguenos en nuestro canal de YouTube donde a menudo subo videos hablando de este y muchos temas más que te ayudaran en toda tu superación personal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *