Life coaching vs terapia. Conoce aquí las diferencias

La terapia es una técnica psicológica tradicional que se basa en una exploración profunda de los hechos dolorosos del pasado con repercusiones mentales o emocionales en el presente y que tendrá efectos en la capacidad de decidir el futuro.

El life coaching, por su lado, se enfoca en el presente y en la creación de metas para el futuro, con sus respectivas estrategias para llevarlas a la realidad de manera exitosa.

Dado que Rocío es psicóloga, el life coaching con Rocío pone a tu servicio aquellos elementos de la terapia que puedas necesitar, de manera que sanes tu pasado, recrees tu presente y puedas avanzar hacia tu futuro sin ataduras.

¿Qué puedo esperar del Life Coaching?
Con Rocío solo puedes esperar transformación desde la primera cita. Rocío trabaja de una manera muy estructurada diseñando un plan de acción que se adapta a las necesidades individuales de cada cliente. Cada cliente es un universo con sus propias necesidades y una historia única que requiere atención y un plan totalmente individualizado.

Primero: ¿Cuál es tu dolor?

  • ¿Qué falta en tu vida?
  • ¿Qué no te permite dormir?
  • ¿Qué te roba la paz?


Segundo: ¿Cuál es tu visión?

  • ¿Qué es lo que realmente te motiva?
  • ¿Cuáles son tus pilares, tus valores?
  • ¿Cuáles son tus sueños?


Tercero: Identifica tus historias limitantes, tus creencias, tus barreras y tus saboteadores.

  • ¿Cuál es la historia negativa que te estás contando?
  • ¿Cuáles son los patrones que has recibido, construido y de qué manera salir de ellos o reemplazarlos por otros que te lleven al éxito?


Cuarto: Reescribe tu historia, una vez revisado, acogido y sanado lo que se tiene que soltar, estamos listos para reescribir una versión más poderosa de tu vida.

Quinto: Finalmente, Rocío te ayudará a retarte y moverte en la dirección de tus metas y sueños. Ella se asegurará de que no bajes tus estándares para acomodarte a tus limitaciones, sino que por el contrario te estires y aumentes tus posibilidades hacia caminos que ni siquiera tú imaginaste.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *